Lectura: 4 minutos

Beneficios de los A-Levels

Los A-Levels son un programa educativo que aportan inigualables beneficios a los estudiantes de cara a su futuro académico, personal y profesional. Conoce los beneficios que los alumnos de A-Level obtienen al finalizar sus estudios.
beneficios-alevel

ÍNDICE

El A-Level

El A-Level, o Advanced Level, es la etapa equivalente al bachillerato español, pues se cursa durante los dos últimos años académicos antes de entrar a la universidad.

Los alumnos estudian entre tres y cuatro asignaturas de A-Level a lo largo de Year 12 y Year 13, las cuales eligen al comenzar el curso.

Los exámenes de A-Levels se realizan al terminar Year 13 y son los que, entre otros aspectos, permiten el acceso a la universidad.

Los A-Levels ofrecen grandes beneficios a los estudiantes tanto académicamente y laboralmente como personalmente, ¿quieres saber cuáles?

Beneficios Académicos del A-Level

Los A-Levels aportan diversos beneficios académicos, pues ayudan a los alumnos a sobrellevar los dos últimos años y llegan más preparados a la universidad.

Algunos de los aspectos más relevantes y ventajosos durante los A-Levels son:

Especialización en la educación

Los alumnos de A-Level deben escoger entre 3 y 4 asignaturas al comenzar Year 12, las cuales cursarán a lo largo de este año y el siguiente (Year 13).

Al cursar un número reducido de asignaturas, que además eligen ellos según sus intereses, los estudiantes consiguen especializarse en aquellos temas que más les conviene.

Por ejemplo, si un estudiante quiere cursar una carrera universitaria relacionada con una ingeniería, este podrá escoger asignaturas como matemáticas o física para adquirir los conocimientos necesarios que le permitan enfrentarse con éxito a ese grado.

De este modo, los alumnos solo cursan aquellas asignaturas de A-Level que les serán útiles de acuerdo a sus gustos e intereses futuros, profundizando en aspectos necesarios que muchas veces no se pueden llegar a tratar por la falta de tiempo.

Educación personalizada

Ligado con la especialización, el hecho de que los alumnos puedan decidir qué asignaturas quieren cursar también fomenta la personalización, pues sus estudios son personalizados de acuerdo a sus gustos y preferencias.

Otro aspecto que hace posible la personalización en la educación es el número reducido de alumnos por clase.

Las aulas de los A-Levels suelen ocuparlas grupos reducidos de entre 5 y 10 alumnos aproximadamente.

El hecho de que las clases se impartan a un grupo pequeño de estudiantes, permite al profesor centrarse en cada uno de sus alumnos particularmente.

Así, los docentes conocen a sus estudiantes, sus gustos, carencias, dificultades, virtudes…

Estas clases reducidas tan características de los A-Levels permiten que los alumnos reciban una educación personalizada y adaptada a las necesidades de cada uno.

Flexibilidad en la educación

Los alumnos se sienten libres de elegir las asignaturas que quieran, no están obligados a escoger asignaturas de una misma rama como puede ocurrir en otros bachilleratos.

Por eso, crean su propio bachillerato flexible basado en sus necesidades. 

Aunque suele ser común que las asignaturas de A-Level de los alumnos coincidan con una rama en particular, por ejemplo ciencias.

No obstante, los estudiantes pueden mezclar asignaturas conocidas como científicas con asignaturas relacionadas con “las letras” o la rama artística.

Aunque el bachillerato británico es flexible, la elección de asignaturas es un proceso que está guiado por un tutor o mentor para que las asignaturas elegidas sean las correctas. 

Ambiente Pre-Universitario

En las aulas de los A-Levels se respira un ambiente pre-universitario, pues se trata de alumnos que pronto comenzarán sus estudios en la universidad y deben estar preparados para enfrentarse a ello.

Esto es posible gracias a la independencia y autonomía que los A-Levels ofrecen a los estudiantes durante su proceso de aprendizaje.

Ambos aspectos son altamente valorados en las universidades tanto españolas como internacionales, y suele ser uno de los obstáculos que se encuentran los alumnos al comenzar sus carreras.

Puesto que los estudiantes se especializan en aquellas asignaturas que más les interesan, también suelen llegar más preparados al grado escogido ya que adquieren muchos conocimientos que luego estudiarán también en la carrera universitaria.

Autonomía en la educación

Los estudiantes de A-Levels desarrollan la autonomía desde el primer día en el que tienen que escoger sus asignaturas.

Esto fomenta una habilidad básica entre los alumnos: la toma de decisiones.

El hecho de que sean capaces de tomar decisiones desde el principio de su bachillerato británico consigue que los estudiantes sean más responsables y conscientes sobre sus estudios.

Aunque siempre guiados por el centro, los alumnos aprenden y terminan siendo capaces de autogestionar su tiempo, planificarse, informarse por sí solos, etc.

Aprendizaje sin memorización

En las aulas del A-Level se evita el aprendizaje mediante la memorización, pues se emplean otro tipo de técnicas.

En el bachillerato británico se imparte una educación basada en contextos reales, por lo que los alumnos pueden aplicar la teoría aprendida a la vida real, resultando más sencillo de recordar.

También se entiende que la figura del alumno debe ser una parte esencial del proceso de aprendizaje, siendo el estudiante el centro de este.

Por eso se fomenta la participación de los alumnos, que ellos mismos sean capaces de explicar conceptos y aprender los unos de los otros mientras su profesor les guía.

Además, los A-Levels suelen poner en práctica la teoría a través de resolución de problemas o análisis concretos que facilitan el entendimiento de lo aprendido.

Reconocimiento internacional del A-Level

Los A-Levels están reconocidos internacionalmente por muchas universidades.

Las notas del sistema británico pueden ser convalidadas tanto para acceder a universidades españolas como a universidades internacionales.  

Los A-Levels son reconocidos por su excelencia en más de 1600 universidades por todo el mundo.

Por ejemplo, para acceder a la universidad de ICADE se debe presentar la certificación académica de los tres últimos cursos finalizados (3º y 4º de la E.S.O y 1º de Bachillerato), pero en el caso de haber cursado otro sistema educativo, aceptan su equivalente.

Además en España se convalidan las notas del A-Level para conocer el equivalente a la calificación de la selectividad española.

Internacionalmente, para acceder a la Universidad de Bocconi, por ejemplo, también piden las calificaciones de los últimos años académicos de A-Level.

Todos estos aspectos suelen ser algunos de los factores clave a la hora de acceder a la universidad.

Beneficios personales del A-Level

Los estudiantes de A-Level adquieren también una gran variedad de beneficios a nivel personal que les acompañarán a lo largo de sus vidas.

Algunos de estos beneficios son:

Organización o planificación

Los alumnos deben organizar su tiempo muy bien para poder llevar a cabo sus asignaturas satisfactoriamente.

Es por esto, que durante los dos años de A-Levels, los estudiantes van desarrollando cada vez más sus habilidades organizativas y de planificación.

Gracias a los mentores, que son los encargados de apoyar a los estudiantes y ayudarles cuando lo necesitan, los alumnos terminan conociendo el arte de la organización.

Esto es algo que luego consiguen aplicar a su día a día y no solo al ámbito académico.

Por eso son capaces de planificar sus tareas, lo cual les permite realizar todo aquello que tienen en mente sin que termine siendo un desastre.

Pensamiento crítico

Los A-Levels son un programa que fomenta muchísimo el pensamiento crítico para que los alumnos sean capaces de razonar de manera crítica e individual.

Esto es algo que aprenden y ponen en práctica gracias a sus clases durante Year 12 y Year 13, pero que más adelante son capaces de incluir en su vida personal.

Se convierten en ciudadanos críticos, que saben escuchar a los demás, respetar opiniones y argumentar su punto de vista frente al resto.

Esto también les permite además resolver problemas a través del estudio de soluciones posibles a elegir.

Uso tecnológico en la educación

En las clases de A-Level se hace bastante uso de la tecnología educativa a través de ordenadores, tablets, cámaras, buscadores online…

Gracias a esta tecnología educativa, los alumnos aprenden no solo a utilizar las herramientas sino también a hacer un uso responsable de esta.

Son capaces de manejar dispositivos y programas electrónicos con gran soltura y conciencia. 

Esta es una herramienta muy útil a la hora de hacer una búsqueda de información, por ejemplo, habilidad que se desarrolla a través de proyectos y actividades que ofrecen las clases de A-Level.

Actualmente vivimos en un mundo rodeado de tecnología, por lo que conocer las herramientas tecnológicas y saber hacer un buen uso de ellas resulta esencial.

Manejo de las emociones

Suele ser común que los estudiantes de A-Level acudan a tutorías individuales en las que se expresan ante su tutor y reciben feedback.

Los alumnos de A-Level no solo aprenden sobre las asignaturas que les interesan, también aprenden sobre sí mismos, conocen sus intereses, aprenden a gestionar sus emociones y consiguen conocerse mejor.

A través de estas reuniones, los alumnos pueden aprender a sobrellevar situaciones difíciles como puede ser el estrés de un exámen, por ejemplo.

Los estudiantes terminan sus A-Levels conociéndose mejor a sí mismos y siendo capaces de manejar las emociones en situaciones complicadas.

Beneficios profesionales del A-Level

Las empresas actuales demandan una serie de requisitos mínimos en los perfiles solicitantes.

Muchos de ellos se adquieren durante los A-Levels, y generalmente no suelen ser comunes en otros bachilleratos.

Liderazgo y trabajo en equipo

Profesionalmente, el liderazgo es una habilidad importante en el trabajo, la cual que implica ambición.

Los alumnos de A-Level consiguen adquirir esta habilidad gracias a su desarrollo de la empatía y su capacidad para gestionar tareas.

Estos suelen estar acostumbrados a trabajar en equipo, por lo que tienen facilidad para analizar las fortalezas y debilidades del grupo y buscar soluciones necesarias.

Este aspecto tiene un gran valor para las empresas, pues demuestra la capacidad para trabajar en equipo y gestionarlo de manera satisfactoria adaptándose a la situación.

Habilidades comunicativas

Los estudiantes del sistema británico están acostumbrados a hablar en público, ya sea a través de proyectos o dentro de la misma clase.

Las habilidades comunicativas se trabajan mucho durante los A-Level, pues de cara al futuro de los alumnos es vital saber comunicarse de manera correcta.

A la hora de elegir a un candidato para cubrir un puesto en una empresa, que uno sea capaz de comunicarse de manera más efectiva y clara que el otro suma puntos a favor.

Por eso, a través de las propias asignaturas de A-Level y las actividades del Co-Currículum birtánico, los estudiantes pueden profundizar en su habilidad de la oratoria.

Así, consiguen mejorar su lenguaje, evitan ser monótonos y hacen uso del lenguaje no verbal al hablar delante de un grupo de gente.

En muchas ocasiones, saber hacer un buen uso de la comunicación marca la diferencia.

Resolución de problemas y pensamiento analítico

Los alumnos del A-Level están muy acostumbrados a tener que buscar soluciones a problemas concretos.

A través de investigaciones o experimentos realizados a lo largo de Year 12 y Year 13, los estudiantes desarrollan una gran habilidad para resolver problemas.

Esta habilidad también puede ser aplicada al día a día y a la etapa laboral.

¿De qué sirve la teoría si no sabes ponerla en práctica?

Profesionalmente, resulta muy importante ser capaz de enfrentarse a posibles obstáculos de manera satisfactoria, siendo capaz de resolverlos.

Gracias a la habilidad de búsqueda y análisis de información que se desarrolla durante los A-Levels, los estudiantes son capaces de enfrentarse a problemas de manera crítica y eficaz.

Los A-Level en Virtus, the Sixth Form College of Madrid

En Virtus, the Sixth Form College of Madrid los estudiantes cursan 4 asignaturas a lo largo de Year 12 y Year 13, entre las cuales se encuentra Spanish.

Las asignaturas de A-Level que ofrecemos en nuestro colegio británico son:

Maths
Further Maths
Physics
Chemistry
Biology
Economics

Business
Geography
Psychology
French
English
Spanish

En Virtus, the Sixth Form College of Madrid aprovechamos el pequeño número de asignaturas que cursan los estudiantes, no solo para que se especialicen en lo que más les interesa sino también para complementar sus asignaturas con las habilidades necesarias para el futuro universitario y laboral

Los A-Levels permiten a los alumnos tener tiempo libre, lo que llamamos “free periods”.

A menudo, los estudiantes suelen malgastar estos momentos, pero en Virtus nos gusta aprovecharlo para desarrollar las competencias y habilidades de los estudiantes.

Los free periods de Virtus, the Sixth Form College of Madrid se utilizan para:

    1. Estudiar o repasar, siempre supervisado por un responsable del centro
    2. Llevar a cabo el Co-Curriculum, donde los alumnos desarrollan su pensamiento crítico a través del Chess Club, mejoran su oratoria en el Club de Debate y aprenden nuevas habilidades con el Club de Programación entre otros.

Para concertar una visita contacte con el equipo de admisión:

¡No te pierdas nada!

Suscríbete a nuestra newsletter